miércoles, 27 de junio de 2012

"Blank stares"

Como cuando se te queda perdida la mirada en sus ojos. Cuando intentas ver a través de él, para saber que es la parte que se guarda, como si con eso bastase... De repente te viene un dulce olor y piensas. Piensas tanto que llegas a la conclusión que llegaste a alcanzar ese olor, a su olor por haberlo tenido tan cerca. Suspiras creyendo que esto podría ahuyentarlo así como una colonia barata. Esas que te echas con las prisas de una quedada un tanto apresurada. Esas que sales de la ducha y pillas a primera. O esas mismas que te regalan. Te propusiste tanto disfrutar de cada segundo, que cuando quisiste pensar en recuperar algo, ya ese algo estaba sustituido por otro. ¿Por qué pensar las cosas, sus consecuencias o sus simples respuestas a por qué nos ocurrieron? La vida es eso... "El tren de las oportunidades"; se te cae el miedo, y ya no necesitas ni el dinero.

sábado, 16 de junio de 2012

Puedo ser el séptimo de Caballería.

No te enseñan que después de cada caída, tienes que levantarte. Nadie te dice que en algún momento aunque estés rodeada de gente te sentirás sola. Ni que nada es tan fácil como dar uno de esos besos que de pequeña te dan asco. No te enseñan que el destino te da pero también te quita. Y que eres demasiado bipolar cuando rozas los quince. Sabes que cuando algo te quitan más lo quieres, y cuando lo tienes te aburre. Aunque eso lo aprendemos solos. Aprendemos a reírnos de nuestros errores y de cada tropiezo tonto. Antes que arrepentirnos de algo, es preferible verlo en su lado positivo, porque en su momento te hizo sonreír. Miras demasiado cuando no te miran. Y empiezas a valorar lo que realmente importa aunque también pierdas oportunidades. Vive y siente cada minuto, despreocúpate y déjate llevar, no habrá nada más bonito que la felicidad de ese instante.

Dos polos tan distintos.

Quizás no nacimos para estar juntos, nos hacemos daño y ni nos entendemos. Miramos al destino como una peculiar solución que mejorará todo, cuando tenemos que mejorar nosotros mismos. Aprender el valor de cada persona y empezar a querer como quieres que te quieran. Superar cada problema con o sin lágrimas. Dejar de ser niños pequeños para tirar el orgullo mutuo; Y darnos cuenta de que si a veces vemos la vida difícil, nos lo buscamos cada uno.

lunes, 4 de junio de 2012

Por ti me voy a Londres o a Luna

Si vas a irte, vete despacio para que pueda alcanzarte. Si tienes hambre, que sea de mis besos. Si quieres dejarme, que sea sin respiración. Si quieres reírte, que sea de nosotros. Si echas de menos, que sea el lado derecho de mi cama.