domingo, 30 de diciembre de 2012

Passing time


¿Para qué voy a seguir aquí? Haber dímelo tú. Dime que coño se supone hago espiándote caga dos minutos por si hoy te acordabas de mi, solo un poco de mi. ¿Para qué sirvió pensarte en un día como este si lo único  que tengo a cambio de eso es... nada? Sí, un nada que suena vacío, porque está vacío. Vacío de nosotros, de ti y de mi. Porque hasta hubo un momento que pensé que estarías jodido por los recuerdos, pero hasta ellos se alejan. No voy a ser mala, ni rencorosa contigo, ¿qué ganaría con ello? ¿Más ignorancia de la que me tienes hoy? Solo espero que te vaya bien, aunque sea un bien pero no conmigo.
                       
                             Así que insisto: ahora si que estás fuera de mi vida por completo.

viernes, 28 de diciembre de 2012

Quédate conmigo.

Escrito de hace un tiempo.

"Imagínate que ahora solo estamos tú y yo". No necesito nada más. Tu sonrisa plantada en la mía. Una pequeña rabia de mis distintivos no. Y la seguridad en cada beso. Por mentirme, decirme vete, para irme y venir a mi. Por esos puntos débiles. O conocer cada centímetro de ti. Por dejarme ver que querer a alguien no es tan difícil. Por los agobios. Por las miradas que me intimidan y enfadarte aunque sepas que cederé. No es fácil entregarse a alguien, darle todo lo que tenías guardado. Y seguir con las dudas de lo que siento aquí dentro cuando te veo. Tener los pelos de punta y quedarme abrazada a ti. Eres lo mejor que me ha podido dar la vida, pero no puedo valorarlo de la misma forma. Darte igual si nos miran o no. O meterte con mi peculiar manera de besar. Me das los motivos suficientes como para no parar de sonreir en cada momento. Pero pase lo que pase, lleguemos a más o no... La mejor marca de ropa que conozco se llama tu piel.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Haber si tú puedes explicármelo.

Porque yo ya he perdido los esquemas, he perdido el mapa que me alejaba de ti, he perdido el norte, sur, este y oeste juntos. Para mi enamorarme nunca se me hizo fácil, y aunque haya llorado mares enteros por algunas personas, nunca me he sentido enamorada. Al fin y al cabo tampoco sé lo que es estarlo, porque nunca he apreciado lo que tenía, incluso a veces he dejado que se largase delante de mis propios ojos, como el malo de las películas que se ríe de ti porque ya has perdido. Pero aquí no hay malo, ni bueno, ni milagros que aperecen sin venir a cuento, ni manzanas envenadas, ni un dedal que te desvanezca en un sueño, ni perdices, ni finales felices. Aquí está señores, la realidad de un nuevo mundo, un mundo al que no le damos valor y que lo que más importa es la apariencia. Desde luego que felicito a esas personas que les da igual si hacen el payaso o se tienen que hacer una foto delante de todos con el típico Papá Noel que ronda nuestras calles con la intención de poner algo más de alegría al asunto. Porque son esas personas que de verdad gritarían a los cuatro vientos que quieren a alguien sin miedo... Sin el puto tick de una pierna nerviosa... Del sudor de las manos por querer acariciar las suyas... Por el enredo en el mechón que calló justo a la mano temblorosa. Porque les daría igual. Y quizás, ellos sí pueden decir que están enamorados, o que por lo menos, merecen estarlo.

sábado, 22 de diciembre de 2012

El tiempo vueeela

No hay día que no piense en ti. ¿Seré lo primero que piensas al despertarte de la siesta? A veces creo que eres como un acertijo sin respuesta, pero me haces sentir tan a gusto... Eres tal cual sensación como la de encontrar un regalo, o como la sensación de un buen verano. Yo no te quiero. Ni si quiera te busco, no temo por no encontrarte, si no me encuentras es porque tampoco me buscaste. Estoy segura de que no haces de FBI en mis asuntos, y que te da igual huellas, pruebas o evidencias de lo que ha sucedido. ¿Para qué vamos a sabernos colores favoritos de uno, y comidas favoritas de otro? Es que yo no hablo de amores eternos, hablo de amores pasajeros, porque tú solo ganaste el asiento detrás del copiloto, así que lo tomas o lo dejas, a mi nada de quedarme a medias.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Sweet sixteen


¡Felicidades princesa!


Ya no quedan días de cuenta atrás, ya, ha llegado. Uno de los tantos días que hemos querido que llegase. Y me alegra poder seguir aquí para todavía demostrar lo que nos queremos. Lo que nos importamos, y todo lo que daríamos la una por la otra. Sabes que me importaste desde el primer día, desde el primer cumpleaños.


Desde aquel 14 de Septiembre que ahora tiene doble significado.
Sabes que no te llamo mejor hermana por cumplir, o mismo porque lleves tantos años a mi lado, simplemente te lo has ganado, igual que me gané yo estar hoy a tu lado. No elegí que tú fueras a ser la que hoy estuviera un año más a mi lado en ese colegio. No elegí pasar Viernes sí, y Sábado también, contigo. Pero si me hubieran dado elegir, desde luego que lo hubiera escogido.
Y tener esa posibilidad de ser una niña cada tarde que estamos juntas, que jugar para nosotras aún es algo de lo más normal, correr a por catálogos del corte inglés, llevándonos más de 10 pruebas de colonias de Justin no es una broma, es algo normal que pasa cada vez que estamos por allí, pedir a tu madre que nos dejara ir al lusiberia pero tener una madre aburrida como la mía que no nos dejara, incubrirnos. Hay muchas más cosas de las cuales aquí no puedo comentar, lo personal se queda siempre para las noches hasta las tantas.


¿Qué hay un cumpleaños de familia? Hay estamos juntas. ¿Qué tienes una boda? Hay estamos juntas. ¿Qué me voy a la playa? Pues clarísimo que también estamos juntas. ¿Qué queremos ir a New York? Estaremos juntas. Porque no hacen falta mil fotos para saber que tanto en las buenas como en las malas estuvimos ahí. Que no haya secretos, ni broncas, y que si las hubiera estuviéramos en un campo donde lloro porque pienso que estoy apunto de perderte. Que eres detective conmigo de caravanas abandonadas. Mi compañera de columpios a pesar de más de una hostia.


Pero sobre todo una mejor amiga. Porque esto no se caracteriza por contar las penas una a otra, esto es así por estar compartiendo simplemente este día. Por acompañarte hoy, y acompañarme tú en otros. Yo no tengo muchas palabras ya para describirte, porque lo hago cada vez que puedo, porque una vez aprendí que los hechos daban más que unas simples palabras. Y porque si tuviera la posibilidad de soplar las velas de una tarta, pediría que tú nunca te fueras de mi lado.


PD: Inspirado tempranamente para el 13 de Diciembre.


domingo, 9 de diciembre de 2012

Que pase el tiempo rápido.

Espera, aquí para los padres cada día le eres una cosa. Grande para algunos y pequeño para otras. Pequeño para más de una ocasión y grande para menos de una. Eres pequeño para cualquier tipo de salida, claro que siempre dependiendo de que clase de padres tengas. Aquí te dicen que un año más, una hora más, pero claro eso se dice, ni se firma, si se lleva juicio. Por eso, siempre queda en palabras "que no salieron nunca de su boca". Pero después le eres grande para afrontar todos tus errores, o mismo tus calificaciones. ¿No que soy pequeña para salir? Quizás también lo sea para administrarme en cualquier estudio, o ir andando a casa sola. Le da miedo que salgas, pero no le da miedo que te pase algo cuando vuelves del colegio. Así que recordad, me echareis de menos cuando os haga falta.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Not easy

  • Que la vida no trata de cosas fáciles, aquí lo sencillo ya no se lleva. Porque igual que sacarse el graduado no es para tontos, el carnet de conducir lo es menos. Da igual, práctica o teoría, las dos tienden a no ser lo que se nos de, exactamente bien. A lo que viene siendo lo mismo, llega la teoría de los besos, ¿qué si se estudian? Claro, ¿tú no examinas toda su boca antes de besarla? ¿No memorizas exactamente como son sus labios o de que color se le quedan después de besarle? La práctica es lo más sencillo, es como si un beso familiar se hubiera desplazado cuatro centímetros, los suficientes para acabar labio contra labio. Pero te preguntarás, entonces... ¿Dónde queda lo difícil? Lo difícil es que esos momentos no se vayan nunca, que da igual a veces lo que te haya costado ganarlos porque el tiempo te los arrebata. Te los quita sin permiso, sin aviso de quince días de antelación, y lo más terrible, sin seguro en caso de accidente. Porque los momentos se desgastan, a veces llegando a tal punto, que ni los recuerdos nos sacian para recordarle...

sábado, 1 de diciembre de 2012

Queridos Reyes Magos:

Este año creo que he sido bastante buena. Sé que a veces hice de las mías, y que pegué tres o cuatro voces de más a mis padres. Tal vez no estudié todo lo que hubiera debido hacer, pero si lo suficiente como para sacar una sonrisa al testarudo de mi padre. He llorado por tonterías pero he reído también por lo mismo. Eché de más a quién no tuve que hacerlo, y ahora echo de menos a quiénes me faltan. La cagué en algunas situaciones, pero ¿quién no se equivoca de vez en cuando? Me pudo a veces el orgullo, pero también me lo comí unas trescientas veces. Subí montañas sola, y a veces acompañada de los míos. Tomé decisiones que me dolieron a mi misma. E hice más de una tontería. Me castigaron como a todos, y perdoné como hicieron los demás conmigo. Solo pido quererme un día sí, y otro también. Fuera personas perfectas, historias perfectas, incluso vidas perfectas. Las cosas no se funden en una razón prudente.

Buenos noches nuevo Diciembre.

Y de nuevo estamos aquí, en el punto de partida. Un nuevo año pasa por delante de nuestros ojos sin habernos dado cuenta aún... Ahora es tiempo de hacer lo que dejaste escrito en aquellas listas que te dedicabas a planear antiguos Eneros con la ilusión de cumplir cada uno de tus propósitos. Ahora es cuando meditas, quizás, los amores que pasaron al cabo de estos doce meses intensos para algunos, y aburridos para otros. Mejores años para unas y peores años para otras. Habrá más de uno que quiera que se acabe este mierda de año, o mismo otros que deseen que el mes de Diciembre pudiera quedarse eterno aquí. Realmente pienso que sin duda es el mes más bonito, no porque todo se vista de blanco o porque el frío te haga acurrucarte más en las personas... Puede que sea porque estos finales, traigan buenos comienzos. Y porque esto no será un año más que pase por delante de mis ojos, esto ha sido el primero de mis próximos mejores años.


martes, 30 de octubre de 2012

As butterflies in my


 No lo saben todo, no saben lo mucho que   

                           te quiero.

Porque yo puedo volar... ¿Y tú?

Vuela pequeña... Vuela. Porque los problemas no alcanzan tan alto. Porque allí puedes ver las cosas desde arriba y no dentro de toda la mierda que te rodea ahí abajo... ¿No sabes volar? Tranquila. La clave está en dejarse caer lentamente en el lugar que tú creas más seguro del mundo, no sé, quizás tu propia cama. Ahí, te dejas elevar hasta las nubes, más bien hasta donde tu imaginación consiga alcanzar ese momento de paz. Ese momento inesistente pero que te tranquiliza. ¿Lo sientes? ¿Sientes que la gente se hace poco a poco más pequeña? Entonces es que vas por buen camino... Ahora busca en ti, que es lo que más te gustaría hacer. Quizás, un baño de rosas, o quizás si eres muy golosa de chocolate, aquí cada uno decide lo que le venga. ¿Ves? Ya dejaste hace rato los problemas atrás y ni siquiera te diste cuenta... Todo es tan fácil si vuelas pequeña, porque volar es la clave. Y hoy puedes ver, que no solo los pájaros tienes esa suerte, tú también tienes esa suerte.
                                                                       Porque yo puedo volar... ¿Y tú?


domingo, 28 de octubre de 2012

Ni tan lejos, ni tan cerca.


Vamos a ver, yo solo pido que el olor a café recién echo no provenga de mi madre y sus costumbre mañaneras. Me quedé grabado los muebles que ya avisté para mi próximo destino, nuestra casa. ¿Te imaginas? Sería como la rutina de ensueño. Esas con las que de pequeño piensas ¡quiero que sea tan grande como un castillo! Pero luego acabas en un piso. Dos habitaciones, un cuarto de baño y un pequeño salón. Peleas porque ocupo el espejo entero y tú no llegas a tu primer día de trabajo después de un fin de semana agotador. -Apartate un poco que no llego. +Quita, yo llegue primera. Y acaba la disputa en un beso.
En que la hora de la siesta nunca la vayamos a coger puntual por recuperar el tiempo separados. Y entonces te acuerdas de la hora de la ducha tan aburrida que era cuando estabas solo en casa... Ahora por lo menos puedes hacerlo en compañía. Y en vez de música, escuchas sus latidos, porque está cerca, porque estáis muy cerca. Como a ti siempre te había gustado estar. A su lado.

4 de Enero. No estás tan lejos.



Buenas pequeño. Siento que te echo de menos sin haberte tenido aún aquí. ¿Sabes? Tengo ganas de llevarte de la mano a todas partes y que te aferres a mi. Que aparezcas en mitad de la noche para pedirme dormir un ratito juntos porque tuviste una pesadilla. Oírte llamarme "tita", sí, eso estaría bien... Quiero ver como pones esas típicas caras que ponen los bebés que son tan graciosas y que emocionan a cualquiera. Tengo ganas de irnos a la playa juntos y fingir ser una enana para entretenerte. Quiero ver como creces a mi lado. Que tengamos que llevarte a la cama porque no te fuiste cuando te lo mandaron y quedarte un rato más aquí. Ver como desesperas a tu mamá por no parar de llorar y que no sepa el motivo. Porque estoy cansada de imaginarte y ya tengo ganas de abrazarte. Las cosas no van tan bien como esperábamos pequeño, pero aguarda vendrán tiempos mejores, tiempos contigo. Y te quiero, y sé que te quiero porque el día que me enteré de que existías no me lo creía pero, yo ya te quería, y te voy a querer siempre.

                                                                                     Hasta pronto, mi pequeño Tiago.

domingo, 21 de octubre de 2012

Se supone que estamos en el mismo bando, ¿no?

-¿Ya estas más calmada? Tía, eres rara, no, de verdad me rayas. Ayer estábamos tan bien y 
ahora llamas buscando batalla cuando no ha ocurrido nada, ósea, nada. Vale, es cierto, yo también tengo días de esos, me has aguantado y te lo agradezco, supongo que la relación tiene momentos, hoy por ti mañana por mí, y todo eso. De perdonar nada, si son cosas que pasan, de esto ni nos acordamos mañana. Sabes que yo las cosas las tengo bien claras y, nuestras buenas rachas compensan por mucho nuestras malas rachasLo que tenemos es que intentar calmarnos, somos compañerosTú me quieres, yo te quieroA veces es imposible llegar a entendernos, con eso de que yo soy de Marte y tú eres de Venus pero, tampoco es que haga falta. Y parte de la gracia está en la pelea, siempre y cuando sea sana. Ya estoy pensando en la reconciliación de mañana, vas a sudar, tú vente bien desayunada. ¿Bobo? Si, ya veras ya, trae ropa vieja, que voy a rompértela empelladas. A veces hablamos idiomas distintos, pero quien dice que sea necesario hablar para estar unidos. 


Que me la suuuuuuda

Me la suda ahora sí tengo que ir sola, o tengo que ir agarrada de alguien de la mano para que vean que tengo algo. Que me da igual si soy yo la que tiene que decir "oh, que pareja tan bonita", o soy la de la pareja bonita de la que alguien comenta el típico "mira que monos". Que me da igual si llueve y no puedo besar a alguien debajo de la lluvia, también puedo pisotear los charcos como una enana olvidándome de las ataduras, y no pensando en llevar una cámara para inmortalizar el momento de un beso. Quizás uno suene más bonito, incluso llame más la atención, pero mira paso ya de paranollas, de mirar fotos de otros para imaginar fotos mías, o mirar fotos mías, para recordar otros momentos, el tiempo pasa, y a los problemas se les tiene que plantar cara y que mejor que mirarlos con una sonrisa.

martes, 16 de octubre de 2012

Me disfrazo de ti.

En este cuarto hay mucho que hacer, y todo empezando porque no tengo con quién pasar el rato. Si mi cama está desecha, que más da. Si aún sigue mi plato en la mesa, que más da.
A ti ni te va ni te viene que hoy ande sola por los sofás de mi casa, de uno a otro para andar paseando. Vagando de autoestima por los cielos. Comiendo chocolate hasta hartarme, y así poner unos kilitos de más, aunque te gustaran de menos. 
Queriendo ver que harías tú en mi lugar. Espiarte mientras estás en tu propio cuarto. Si de vez en cuando hablas solo o eso es solo mito de solitarios. Si aunque estés borde haya alguien que te calme, así como las pastillas de ibuprofeno que nos matamos a tomar por un pequeño dolor de estómago. A veces pienso que no intentamos las cosas por misma vaguez. 
Que podemos tener el mismo paraíso delante de nuestros ojos y no apreciarlo. O no cuidarlo. Quizás por eso tampoco crea en esas parejas que se las pasan besándose en cada esquina que encuentran, aunque tampoco lo niego si tiene que pasarme de vez en cuando. Una de cal y otra de arena, así soy yo. Pero ahora no, ni escribo como antes, ni pienso en alguien en especial. Lo peor de todo es que no te pase nada porque cuando te pasa al menos tienes porque quejarte o porque mismo comerte la cabeza, las entrañas. Ahora me las paso mirando a las musarañas, quizás si un poco más libre, incluso igual de loca, pero no con los mismos motivos. Como se nota que el amor, a veces engancha y que, cuando quieres desengancharte te duele todo del mismo modo que cuando sufrías por él aunque con más motivo.

sábado, 29 de septiembre de 2012

A la vuelta de la esquina.

Que no hay príncipes para quién los busca, ni princesas para quién deja de buscar. Que no hay lobos perdidos por el bosque, pero si perras sueltas sin dueño. Que no hay historias de cuentos de hadas, pero si teatros que lo simulan. Que no hay amores tan reales como los de las películas. Ni se puede tener todo lo que se busca. Que no queremos depender de alguien, pero siempre hay alguien que nos induce a matar por él.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Algún día ese número se quede ahí quieto.

Ahora sí sé que todos esos días, horas, incluso minutos han muerto. Te esperé en el mismo sueño de siempre, pero llegaste tarde.
Quince pasos del pasillo hacia tu cama y ni siquiera te volví a encontrar allí, quieto, esperándome... Tanto a mi, como a una simple llamada mía. O quizás tuya. Ya no había nada. Ya, no quedaba nada.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Vamos a dejar las cosas claras, sé que no me amas, pero también sé que no solo me quieres.

Sabes que ya es de noche porque no hay nada más allá que el brillo del ordenador que alumbra las cuatro paredes de tu cuarto. Estás cansada de el día tan ajetreado que llevas, que sí de aquí para allá, que sí de para allá hasta aquí... Pero te paras un momento y piensas. Solo estás cansada, pero darías lo que fuera por tenerlo ahí a tu lado. Para que ese dolor tanto de pies como de espalda, se fuera con un masaje de los suyos. Como cuando te dedicabas a pintar su nombre en la espalda de otro. O como cuando fingías que los labios de otros, podrían ser mejores que los suyos. Pero tú sabías que no, que ninguno de ellos sabrían como los suyos.
Que tanta pastilla, ni hostias, ni cigarro para relajarse, ni alcohol para olvidar los problemas. ¿Me vais a decir que hay cosas mejores que estar apoyada en el hombro de él mientras el tiempo pasa sin daros cuenta? ¿Qué ver películas en el cine es mejor que estar con él tumbada en el sofá comiendo palomitas? ¿Qué cambiar el típico peluche de pequeña no es mejor que tener su brazo por encima de tu espalda? No... No hay mejor droga, alcohol, alivio, suspiro, esperanza, dolor, cariño, cosquilleo... Que el que te puede ofrecer una persona demostrando lo que se te puede llegar a querer sin que tú misma... Te des cuenta.


jueves, 30 de agosto de 2012

No solo la luz es eso que entra por tu ventana cada mañana.

Luz también es lo que se te ilumina tanto por dentro como por fuera. Luz, es eso que ilumina el camino. O también la persona que te ayuda a verlo todo un poco más nítido. Luz, es lo que nos llama la atención tanto en los besos de otras personas, porque nos iluminan. Luz, es esa fuerza que a veces sacamos de no sé donde. Luz, es nuestra sonrisa, aunque también puede ser la sonrisa que te saque otro. Luz, es cuando realmente sabes que nada te preocupa, bueno el lavado de cara al despertarte... Sí podría preocuparte un poco más, ¿eh? Luz, es cuando te quedas mirando la ventana y sabes que las cosas pueden ir mejor. Pueden ir mejor porque tu luz está más cerca de lo que tú mismo puedes creer.

martes, 14 de agosto de 2012

-¿Una cena? +Con una condición... -Dime. +Tú serás el postre.

¿Qué haces ahí? Deja de hacer el tonto sin mi. Me haces falta, ¿no lo entiendes? Es que miro mi cama y al lado derecho le faltas tú. A mi me la suda si me caigo, tú acabarás cayendo conmigo para no sentirme tan patosa, ¿no?
Puede que me quede mirando al punto fijo de tu lunar detrás de la oreja, y que ahí solo sepa perderme en ello. Pero... ¿Quién no se pierde en ti? Hasta los rayos de sol se pelean por haber quién toca primero tu cuerpo al amanecer. Esa risa tan tuya que te sale cuando no paro de hacer la payasa. Esa risa tan tuya... Que se perdió entre los mares de mis pequeñas células. Recorriendo así todos y cada uno de los poros que recorre mi piel... Sí, eres mejor que cualquier droga. Y sí, también soy drogadicta de ti.
De tus ganas, de mis ganas. Ven... Veamos lo fácil que se vuelve todo con un poco de buena compañía. Con una condición... Tú serás el menú entero entonces.



lunes, 13 de agosto de 2012

Jugar a parar el tiempo.

La vida siempre me pareció un pequeño rompecabezas... ¿Que te enamoras? Ya las noches son interminables. ¿Qué tienes hambre? Yo soy capaz de levantarme a las dos de la madrugada a hacerme palomitas. ¿Te ves guapa? Pues en las fotos siempre saldrás peor. ¿Qué lloras? Luego también te ríes. ¿Das todo por alguien? Esa persona dará la mitad. ¿Ducha rápida? Con música se te va un poco el tiempo... ¿Te quiero? No sé yo. ¿Me quieres? Cualquiera lo creería. ¿Algo imposible? Tú lo harás posible. ¿Invisible para los demás? Siempre habrá alguien que no necesite pasar dos veces para verte. ¿La hora del desayuno? Pues ahora no tengo hambre...
Pero solo hay una cosa que siempre encaje. Encaje en ese pequeño rompecabezas que es la vida, tu vida. Que cuando sonríes, todo se detiene.


Solo dejo que te rindas si no encuentras ningún motivo por el que hacerlo.

Un pequeño foco que alumbra todo mi cuarto. Y es que no quiero sentir que todo me persigue, bueno... Solo dejo que lo hagas tú.
Haber, quiero encontrarte, así que juguemos a un juego. Si me encuentras te doy un beso... Por cierto estoy en el armario. Sí, sí... Se te da muy bien evitar mis besos para acabar mordiéndome embobado. La verdad, es que me da a mi que tienes el poder de adelantar el tiempo, pero es que cuando estoy contigo solo quiero retrocederlo, ¿no acabas de entenderlo?




¿Que no hay amaneceres juntos? Da igual, simulémoslo nosotros aquí. Tú, baja la persiana, que ya pongo yo cara de recién levantada. Solo que tú, ya pones el desayuno de besos encima de la cama, ¿eh?

sábado, 4 de agosto de 2012

Es como gritar pero sin que nadie te escuche.

Basta ya de tonterías. Tira tu puñetero orgullo, porque aquí veo demasiado entre nosotros. Y eso no es lo único que nos sobra en este cuarto. Sobra todo. Sobran los nervios. Sobran los enfados. Sobran las ganas de gritarse. Sobran... Sobra nuestra ropa. Vale, a veces no hay quién me aguante. No serías el primero que lo pensara. No soy lo más divertido del mundo... Pero intento que el tiempo que pases conmigo te sea inolvidable. Sí, no sé vivir sin ti. Basta de confusiones. Yo no quiero mirar al frente y saber que cuando te vea, todo pueda ser diferente. No sé si es que me quedé con mil cosas que decirte o es que te necesito. Soy una maldita caprichosa. Y en parte veo normal todo lo que haces, todo lo que pasa. Soy una maldita niñata que ni sabe lo que quiere pero solo piensa en ella. Y lo siento, nunca fui de ser muy clara. Y por eso me odio. Pero intento taparlo odiándote a ti, odiando a lo que podría ser un "nosotros".

viernes, 27 de julio de 2012

No hay gracias que valga.

Te quiero. Y no hay mejor palabra que describa todo lo que siento ahora mismo. Sabes como hacer que pase una buena tarde. Y creo que contigo la acción de "sonreír" se queda pequeña... Hasta tu madre se dio cuenta: +Madre la Sonia que se ahoga jajaja.
Si, me ahogo. Me asfixio por nuestras risas a escondidas casi a las 6 de la mañana. Me dan ganas de reírme del mundo... Ganas porque me encantaría decirle a todos y cada uno de los millones de habitantes de este puto planeta Tierra que daría la vida por ti. Que si hay que encontrar a tu alma gemela, yo no necesito más tiempo, te encontré apoyando tu cabeza en mi hombro después de una buena noche de feria. Te encontré un 14 de Septiembre, que me encantaría repetir día tras día... Quién te iba a decir, y quién me iba a decir que aquellas dos niñas, hoy serían hermanas. Sé que soy de risa floja, lo he demostrado con tus: +¡Corre hazte la dormida! ¡Pero no te rías gilipollas! Y reírme aún más. Te juro que no cambiaría nada de como están las cosas hoy.
Cada día que pasa en lo único que pienso es en mi futuro. Nuestro futuro. Mi futuro contigo. Porque hasta en mis redacciones de inglés salías... Y eso no lo hago con todo el mundo, ¡eh! Que no hay nada que me pueda gustar más que mirarte y saber que puedo confiar en ti. Gracias por la sencillez que le pones a sacarme una carcajada en cualquier momento. O a mi sordera matutina colocando sillas para agarrar una cortina... Cambiar de cama para estar más fresquita. O agarrarme la mano cuando nos fuimos a dormir. TE QUIERO. Y espero que esto siempre siga así, tu alma pegada a mi. Y sobre todo... Tu anillo de breshka, que por cierto "que caro para este mierda de anillo" jajajajajajajajajajaja.


MEJOR AMIGA, MEJOR HERMANA.

miércoles, 25 de julio de 2012

El poder de los sueños.

Vivimos con la ilusión de que levantarnos por la mañana con la persona que queremos es la mejor sensación del mundo. Quizás es que no sea muy romántica, o que me guste más echar de menos que tener tanto tiempo muerto en miradas y así, aprovecharlos más tarde en tener más ganas de besarnos.
Me gusta ver que se impacienten por verme porque se me retrasó la hora del reloj en ponerme y quitarme la ropa para conseguir la perfecta. Que más dá dirías tú, si luego te la acabarás quitando. Me gusta imaginar lo que sería la noche inolvidable con esa persona, pero no tener el desayuno típico de cualquiera. ¿Por qué no probarnos mutuamente? Así no hace falta que te lo lleve hasta la cama... Que vayas al cuarto de baño mientras estoy a punto de ducharme y sorprenderme con la frase de: ¿ahorramos un poco de agua? Nada, contigo trato de ahorrar de todos los modos que existan, menos mal que no cobran por caricias. Que des al botón de parar el tiempo y que nos quedemos ahí. Sin nada que decir. Porque todo está dicho. Y despertar. En ese momento donde te mueres por saber que ocurre en el segundo siguiente, despiertas. Sonríes y dices... Que ganas de volverte a soñar.

martes, 24 de julio de 2012

Me pidió espacio y le dí el de mi cama.

Quiero encontrar lo que me gusta. Pero es que no veo más allá de ti. Mis sentimientos a flor de piel. Quiero encontrar la meta que me haga llegar hasta allí arriba. Y tú... Tú eres uno de los motivos por los que estaría ahí. Ya me da igual si les jode o no. A mi también me jode que estés a kilómetros de mi, con los que me gustaría que fueran centímetros. No es que odie tus malos prontos, o las frases a medias... Es que quiero todo de ti, y no creo que aún tenga lo suficiente. Te quiero a ti y a tu manía de saber que pasa. A ti y a tu sonrísa embobada. No es que vea todo de color de rosa cuando estoy contigo, quitando el color de nuestros labios, claro... Es que me relajas. Me aflojas. Me tienes ahí, y lo sabes. Sí, yo sé que lo sabes. No necesito palabras bonitas para enamorarme de ti, los echos hoy dan más que decir. El olor de tu cuerpo impregnado en el mío. O la tontería de los piques... Si me pica me arrasco, pero es que hoy solo me pica de ti.

viernes, 20 de julio de 2012

Buenos días, mi princeso.

No estoy segura de si soñé toda la noche contigo... Pero si puedo asegurarte que me desperté sonriendo. Recordándote a ti. A tu risa. La verdad es que nada más abrir los ojos abracé la almohada pensando que eras tú, lo asimilé y no sabes como me reí, supongo que nada más despertarme no sé ni quién soy yo. Subí las escaleras que llegaban a un lugar más claro. Si, maldito sol que quiere despertarme tan temprano... Voy a hacerme mi peculiar desayuno. Aunque la verdad es que me moría por la ración de besos del anterior menú. Pero mejor me quedo sin desayuno, el cliente siempre tiene la razón y esta vez no pude pedir lo que quería. Me quejaré a la mujer que duerme en el sofá;  "estudia y dejate de tonterías". Vale, sí, tenía que ser mi madre. Bueno que menos que una buena ducha. Pero... Maldita sea, otra cosa que me pedí contigo. ¿Me odias o qué? Bah. Eso no se me pasa ni por la cabeza. Pongo una canción, siempre me gustó bailar mientras el agua me caía por encima. Cualquiera diría que estoy loca, pero es que si no no me despierto. Creo que te echo de menos. Bueno con cada cosa que hago, te siento más cerca. Mmm... ¿La camiseta huele a ti? Pero, ¿hasta la ropa se vuelve en mi contra? Yo no se tú, pero con tanta tontería me estoy dando cuenta que cuando te vea no te voy a dejar escapar eh... Solo quiero que al llegar a mi cuarto encima de mi cama estés tú, no la ropa que dejé ayer tirada. Maldita realidad. Hoy solo estaba la ropa, y mis te echo de menos escondidos bajo la almohada. Te quiero princeso. Algún día, se cumplirá. Los imposibles no existen, y eso te lo digo mientras me tumbo un poco menos contenta que antes pero con incluso más ganas que nunca.



sábado, 7 de julio de 2012

Yo no sé si es que estoy más loca o es que veo que todo va más bien

Redacta tu historia. Mírala de todos sus puntos de vista. Mira cuando empezó a comenzar todo.
Cuando realmente dejaste de ser la niña ilusa que en vez de coger algo, esperaba a que se lo ofrecieran. Un poco más loca seguro que estoy, pero es que me sirve de tanto... Todo va a ir bien. Va a ir bien levantarse para ver un nuevo sol. Va a ir bien mis momentos de rabia, o mismo mis enfados. Vendrá bien que sonría hasta cuando menos me apetezca. E irá bien todo lo malo y lo bueno. Todo va a ir bien.


miércoles, 27 de junio de 2012

"Blank stares"

Como cuando se te queda perdida la mirada en sus ojos. Cuando intentas ver a través de él, para saber que es la parte que se guarda, como si con eso bastase... De repente te viene un dulce olor y piensas. Piensas tanto que llegas a la conclusión que llegaste a alcanzar ese olor, a su olor por haberlo tenido tan cerca. Suspiras creyendo que esto podría ahuyentarlo así como una colonia barata. Esas que te echas con las prisas de una quedada un tanto apresurada. Esas que sales de la ducha y pillas a primera. O esas mismas que te regalan. Te propusiste tanto disfrutar de cada segundo, que cuando quisiste pensar en recuperar algo, ya ese algo estaba sustituido por otro. ¿Por qué pensar las cosas, sus consecuencias o sus simples respuestas a por qué nos ocurrieron? La vida es eso... "El tren de las oportunidades"; se te cae el miedo, y ya no necesitas ni el dinero.

sábado, 16 de junio de 2012

Puedo ser el séptimo de Caballería.

No te enseñan que después de cada caída, tienes que levantarte. Nadie te dice que en algún momento aunque estés rodeada de gente te sentirás sola. Ni que nada es tan fácil como dar uno de esos besos que de pequeña te dan asco. No te enseñan que el destino te da pero también te quita. Y que eres demasiado bipolar cuando rozas los quince. Sabes que cuando algo te quitan más lo quieres, y cuando lo tienes te aburre. Aunque eso lo aprendemos solos. Aprendemos a reírnos de nuestros errores y de cada tropiezo tonto. Antes que arrepentirnos de algo, es preferible verlo en su lado positivo, porque en su momento te hizo sonreír. Miras demasiado cuando no te miran. Y empiezas a valorar lo que realmente importa aunque también pierdas oportunidades. Vive y siente cada minuto, despreocúpate y déjate llevar, no habrá nada más bonito que la felicidad de ese instante.

Dos polos tan distintos.

Quizás no nacimos para estar juntos, nos hacemos daño y ni nos entendemos. Miramos al destino como una peculiar solución que mejorará todo, cuando tenemos que mejorar nosotros mismos. Aprender el valor de cada persona y empezar a querer como quieres que te quieran. Superar cada problema con o sin lágrimas. Dejar de ser niños pequeños para tirar el orgullo mutuo; Y darnos cuenta de que si a veces vemos la vida difícil, nos lo buscamos cada uno.

lunes, 4 de junio de 2012

Por ti me voy a Londres o a Luna

Si vas a irte, vete despacio para que pueda alcanzarte. Si tienes hambre, que sea de mis besos. Si quieres dejarme, que sea sin respiración. Si quieres reírte, que sea de nosotros. Si echas de menos, que sea el lado derecho de mi cama.



domingo, 20 de mayo de 2012

Pedirse lo imposible

Saber lo fácil que es sonreír a veces, y lo difícil que vemos todo siempre. Los silencios aturden a las palabras, y las miradas engañan a los hechos. El hecho de tenerte, acostumbrado a estar contigo. El hecho de imaginar lo inimaginable, y pedirse lo imposible. Lo realista sería que estuvieras aquí, aunque lo lógico es que no aparecieras. Lógico es cuando sabes que no hay más opción que la que tu ves, sientes o te transmiten. Eres cada momento, y es por eso que vivimos sin conocer el guión de nuestra historia.

martes, 15 de mayo de 2012

Que bueno tenerte

+Sh... ¿Notas suena? [pum, pum]
-Sí, ¿qué pasa?
+Pues cada vez que tus labios rozan los míos esos pum, pum se multiplican, y no sé cómo, pero haces que me sonroje, y que un escalofrío recorra toda mi nuca, haciendo así, que cierre los ojos y, cuando estoy ahí, cuando aún no he aceptado que verdaderamente rozo el cielo con un dedo, me sueltas para decirme que me quieres. Y entonces pienso "no quiero que alguien me haga volar porque contigo es todo mucho más sencillo".


Estoy echa de pedacitos de ti.

¿Qué tal? Te encuentro bien. Yo corro en una bicicleta a saber cuántos kilómetros habrá recorrido. Aunque seguro no lo suficientes, aún no te veo. Quizás por eso mismo siento que no encuentro la hora de parar, y es que me falta tanto valor para mirarte y quedarme ahí... Deja que en vez de recorrer kilómetros tontos que no llegan a ninguna parte, te recorra a ti, a tu cuello, a tu cintura. Sube conmigo a esta bicicleta y demos una pequeña vuelta al mundo en ochenta y cuatro segundos, yo no necesito de días para ello. Te necesito a ti. Y a la brújula de tus besos.



sábado, 12 de mayo de 2012

No sé...

No sé por qué la gente se fija en mi. Si para verme necesitan pasar dos veces. Tampoco busco el: "¡Guapa!" de un tío que no conozco desde un coche. Simplemente tengo mis momentos. A veces puedo ser la típica que no quiere hablar con nadie. Y después, a los cinco minutos, puedo estar riéndome yo sola, y soltar una de las mías. Soy de las que tropiezan. De las que va solo a cuatro fiestas, pero que en cada una de ella da lo mejor de si misma. Soy de las que necesita administrar los motivos por lo que sonríe día a día. Y la que busca algo en lo que pensar cuando está en la ducha. La que canta con el grifo porque sabe que nadie la escucha. La que se sonroja cuando hace algo mal en medio de la clase. Me río si te ríes. E incluso cuando menos te lo esperas, me tienes bailando sentada en la silla. Tan transparente. Pero tan confiada. Intento dar lo mejor de mi, aunque siempre tengo mi mala ostia activada. He cambiado, incluso podría decir que para bien. Que no tengo tanto miedo de mostrarme. Que te tiene que dar igual si no gustas como eres, porque hay que hacer lo que uno siente en cada momento. Y eso es lo que me ha enseñado la vida. Que los motivos no hay que buscarlos porque las sonrisas salen solas. 

martes, 8 de mayo de 2012

Pequeñas salvaciones por instantes

Se pasan las horas largas como los 365 días que tiene un año. Tumbada en la cama, olvidas el detalle de que te encantaría tenerlo a tres centímetros de ti. Y que entre cosquillas en la barriga, quedaras absuelta en un mundo que si ni siquiera conoces. Que antes de darte la vuelta en la cama te diga "te quiero". O antes de llegar allí, a las cosquillas, a los te quiero... Te llevara a ver esas estrellas que dejaste de mirar un día cualquiera. Tan cualquiera como el que él eligió para este. Tan cualquiera como la forma que te hizo encoger el corazón con su primer "hola". Con su primer "qué tal". O con su primer "mañana hablamos". Conocer gente es algo habitual, pero nunca conocemos que sensaciones nos harán sentir. Que sensaciones nos harán volar...

sábado, 5 de mayo de 2012

Bob Marley dijo:

"Ella no es perfecta. Tú tampoco lo eres, y ustedes dos nunca serán perfectos. Pero si ella puede hacerte reír al menos una vez, te hace pensar dos veces. Si admite ser humana y cometer errores, no la dejes ir y dale lo mejor de ti. Ella no va a recitarte poesía, no está pensando en ti en todo momento, pero te dará un parte de ella que sabe que podrías romper. No la lastimes, no la cambies y no esperes de ella más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar y extrañalá cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen las chicas perfectas,  pero siempre habrá una chica que es perfecta para ti."

miércoles, 2 de mayo de 2012

Tal vez todo está mal en el mundo, solo que no podemos bajarlo

Te quiero. Te quiero y no hay kilómetros, ni raíces cuadradas para dar cantidad exacta a esto. Exacto es que aparezcas en el momento que tengo que irme, y me invente una mala excusa para quedarme un rato más. Exacto es que me ría cuando dices que me quieres. Y exacto es que tenga ganas de verte. Esas ganas multiplicadas por cada estrella que se ilumine cada noche. Cada risa de más, es un te echo de menos escondido. Y el quedarme hasta las tantas solo es para guardar mejor tus fotos. El despedirme dos veces al día no es porque me gusten las despedidas... Solo que me gusta que me eches de menos de vez en cuando. Y así, esconderme detrás de la almohada para que no escuchen esa risa tonta que me sale. Y es que no sé por qué, cuando hablo contigo las horas se desgastan... Quedándose en besos.



lunes, 30 de abril de 2012

Planet earth

La vida de una persona consiste en tres acciones: comer, dormir y enamorarse. El efecto del amor que tanto necesitamos. La locura que nos entra por dentro cuando esa persona está delante. Ese muerdo de labios para saciar de alguna forma tu tentación. Su tentación. El que roce su mano con la tuya, por un choque que no venía a cuento. O una nota en un móvil que le haga reírse de ti. La sonrisa que te sale por su "te quiero". O la manera tan dulce de mentirte. Que odie tu pelo porque le molesta a la hora de besarte.


Porque no hay mejor forma de enfadarse que cuando tus puños en su pecho decaen en un beso. No hay mejor forma de comer si no es a besos. Y no hay mejor forma de domir sino es abrazada a aquel subliminal sueño.

domingo, 29 de abril de 2012

Que le jodan al copyright no hay dos como tú


¿Escuchas mi corazón? Siempre latera por ti.

sábado, 28 de abril de 2012

Four princess



Con derecho a roce.

+¿Quién es Didi?
-Joder fue.. Fue una chica que conocí en la marina. Fue.. Fue el amor de mi vida, ¿vale?
+¿Y nunca me has hablado de ella?
-No es algo que compartes con tus hijos, es más te tengo a ti y a Anne y no me arrepiento.
+Cuéntamelo.
-Fue el amor de mi vida, fui un estúpido y no me di cuenta, la perdí por algo tan tonto que ya ni me acuerdo, nunca he dejado de quererla y tal vez sea una de las razones por las que se fue tu madre, y mis amigos me decían que cuando Didi y yo nos mirábamos saltaban chispas y.. Y la dejé escapar. La dejé escapar porque tenía demasiado orgullo para decirle lo que sentía por ella. Ojalá lo hubiera sabido cuando tenía tu edad. Sé que estás harto de oír que la vida es corta pero deja que te diga algo, lo que esto.. Lo que esto me a enseñado es que la vida es corta de verdad.. ¡Y que no hay que malgastar ni un minuto!

viernes, 27 de abril de 2012

Love

Amanece y la luz que entra por las nítidas persianas que te interponen entre la realidad de una vida y el sueño del despertar de otra. A veces un sueño es más bonito que tu propia realidad. Construyes, y destruyes todo con el mismo improvisto con que entraste. Decides si es el momento de abrir los ojos y desaparecer de tu pesadilla, como seguir inventándote esa vida que tanta falta te hace. También dicen que con lo último que piensas es con lo que sueñas... Y mis sueños ya se están repitiendo demasiado por pensar tanto en ti.

viernes, 20 de abril de 2012

Lo difícil de las cosas

Todo sería diferente si tú estuvieras aquí. Trato de imaginar cada paso, cada beso, cómo sería cada risa. O cada llegada a mi casa aunque viviera lejos. Cómo sería estar 2 horas de las 24 del día contigo. Cómo serían esos escalofríos que recorriesen cada parte de mi. Cómo sería la despedida, o incluso la llegada. Si llegarías temprano por estar impacientado o tarde por ser tan patoso. Cómo sería hablar contigo por teléfono para calmar las horas muertas de aburrimiento. O verte cómo no puedes parar de reír porque me fui tropezando. Las cosas son siempre diferentes a como nos las imaginamos, quizás más bonitas, o quizás todo lo que tenías pensado decir no pega en ese momento y te lo tengas que guardar para luego imaginarlo de nuevo. Cuánto menos buscamos, más encontramos. Y cuanto más difícil nos es conseguir algo, más lo queremos. Parece que vamos al contrario de las agujas del reloj, y que nos gusta más dejarnos los sexos en algo, antes que tener algo fácil para luego aburrirnos. Quizás por esa misma teoría todo lo que imagino se quedará en pasatiempos felices que retuve yo sola. Pero por tal causa, me despierto sabiendo que por algo sonrío cada día.

sábado, 14 de abril de 2012

Porque el infinito contigo, me sabe a poco




Como un suspiro después de toda una tarde llena de palabras sin ningún significado, planificadas, ordenadas adecuadamente en tu cabeza para un simple examen. Como la cafetería por la que pasas de frente cuando vas en el bus y por fin entras a comprarte algo dándote igual el dinero que gastes mientras te puedas quitar el gusanillo. Como cuando el agua te sabe a poco, y que mejor que un buen chupito para calentarse el cuerpo. Como cuando te delatas por contarle que desayunaste un paquete de palomitas y él, te admite que comió un bocadillo de fue sin venir a cuento. Como cuando dices cosas sin sentido porque no quieres que acabe ahí. Como besos en el cuello. Ese extraño escalofrío por las piernas que sube a todo tu cuerpo, acompañado de un grito mordiéndote el labio para que no lo escuche. Como un silencio incómodo solucionado por el crack de una patata. Como las cosas inesperadas que hacen que lo esperado sea aburrido. Y por eso me gustas tú, porque fuiste algo inesperado, algo, que yo no buscaba.

viernes, 13 de abril de 2012

C'est la vie!

Una noche más. Quizás hoy la vea más oscura. Será que no estás aquí. Que te echo de menos. Estoy harta de programar una vida basada en la mentira. En las risas que no vienen a cuento, hacerme la fuerte pese a todo. Harta de imaginarme lo que quiero que suceda en cualquier situación, para luego equivocarme. Tener sueños en los que nadie te apoya. Y hacerlos de ti una ilusión inactiva que anda velando por tu cuerpo. Por cada tramo de él. Rasgándote así, tu motor de vivir. La parte que verdaderamente sabes que actúa tal cual esté situado tu medidor en la escala de querer. Y es que querer de más, es querer demasiado. Y eso es lo que me pasa contigo.

lunes, 9 de abril de 2012

Need you

Necesitarte más que al aire que respiro. Saciarme de cada poro de tu piel. Comerte lo que viene siendo el cuello. Morderte provocando así, tus pelos de punta. Reírme por tu respuesta de besitos en el cuello. Susurrarte que te quiero sin prejuicio de perderte. Tenerte. Sacarte tu lado más sensible. Darte más de lo que tengo a cambio de que me lo agradezcas tal cual prefieras. Meterte conmigo por ser una babosa y saber decir lo siento de la manera más dulce. Quererte sin palabras. Amarte con hechos. Y luchando de la mejor forma que sé; comiéndote a besos.

sábado, 7 de abril de 2012

Remember me

Recuerdame que te haga el café por las mañanas, recuerdame el beso de buenos días más caricias hasta que te despertaras, recuerdame esas cosquillas en el ombligo para que la molesta luz del día tenga un buen motivo por el que fastidiarte, recuerdame que antes de que llegues del trabajo te llame para prepararte el baño, recuerdame la sonrisa al llegar a casa, recuerdame cuando llegues a aquella plaza donde nos dimos nuestros primeros besos, recuerdame que esta vida es menos vida si tú no estás conmigo.

You're beautiful

Nada me gustaría mas que estuvieras aquí conmigo. Compartiendo esta noche cálida por mil mantas que dejé caer sobre mi cuerpo. Me gustaría dormir abrazada a ti, y compartirte mi sueño. Mirar la oscuridad de un simple cuarto y sonreír por saber que estás a mi lado. Poderte coger la mano y saber que me proteges, sabiendo que no hay nada que temer. Me gustaría que me susurraras que me quieres tantas veces como pida. Me gustaría sentir tu sonrisa al rozar mis labios y reír con ello. Y que me echaras de menos. Sí, aún sabiendo que me será difícil evadirme de ti.

martes, 3 de abril de 2012

Superarse es la única meta.

sábado, 31 de marzo de 2012

Tengo ganas de ti

A veces pienso en ti y me pongo triste, otras me pongo contento recordando lo que me dijiste. Es que soy tan fácil de complacer a veces, que no entiendo lo difícil que se pone todo siempre. Eres tú cuando me duermo, tú cuando despierto y tú cuando no estás... Y te recuerdo, me queda tanto por decir que ya no sé lo que inventarme, cualquier excusa es buena para abrazarte. Ven, sígueme, confíame tus sueños, cógeme de la mano y convirtamoslos en nuestros, tengo ganas de ti y me pongo nervioso si me miras, pero así me gusta y quiero que sigas. Es que no sabes lo que siento cuando pienso en un quizás, en un tal vez, en un ya se verá. Que no concibo un futuro si no es contigo; pero no puedo hacer más, me he quedado aquí escondido. Sé que puedo protegerte y darlo todo por ti, esto seria tan perfecto si estuvieras aquíHoy quiero ver tus ojos, ver lo que me cuentan, he aprendido que sinceras las sonrisas no se fuerzan. Y te daría mi vida si la aceptaras, no tengo más que arriesgar si esto se queda en nada, solo quiero que me quieras como te quiero y punto, solo quiero que algún día estemos juntos.

viernes, 30 de marzo de 2012

Esta noche dime que me quieres.

 Te miraría millones de veces sin aprenderte nunca de memoria.

martes, 27 de marzo de 2012

Silence is a girl's than Loudest cry.

Ahora las horas son como días, y los minutos como horas. Y es contigo donde prefiero estar. Donde prefiero arroparme si tengo frío. Y huir. Huir de este callejón sin salida. Pero solo me gustaría estar aquí, si a ti te gustara estar aquí. Compartiendo este silencio tan delatador. Es tan duro... Pero estás lejos. En ese lugar donde debería estar yo. No dejar de darte motivos por los que seguir. Hacerte reír. Darte más de lo que tengo. Soplarle a las nubes para que tengas un buen día. Y recordarte el motivo por el que no te dejé huir sin mi.

domingo, 25 de marzo de 2012

4018

3 meses y 25 días desde que hablamos por primera vez. Desde que me dió la puta cosa de mandarte un simple "hola". Las cosas empezaron bien. A la semana ya querías liarte conmigo jajajajaja. Supongo que sabía más de lo que tenía que saber. Y que tus llamadas sin avisar, hicieron que cada mañana fuera más bonito levantarme y recordarte a ti. Cuando estábamos así, sentía que todo iba bien. Que no tenía miedo de contarte que tarde 2 horas en arreglarme para acabar haciéndome una coleta. No tenía miedo de llegar un poco más tarde para que te inpacientaras un poco. Y cuando las cosas iban bien, me daba cuenta de que podrían ir a mejor. Y entonces, nos dimos la oportunidad de compartir lo que es un amor sincero. Algo que no salió tal cual esperaba o la mitad de lo que me imaginaba. Me acuerdo aún cuando me decías que te temblaban las piernas y yo me reía, aunque en el fondo me temblaran más que a ti. No quiero abrir agujeros del pasado, ni estar hablando de ti durante todo el día. Pero después de que todo se jodiera, solo habían discusiones, discusiones que están ahora, y las que me quitaron las ganas de seguir contestando a algo que no merece la pena. Luché por el hecho de tenerte aquí, para que cuando me sintiera mal, pudieras llamarme, decir una gilipollez y ya reírme. Y es que si te pones a contar de los 4.018 privados, 3.500 son discusiones. Palabras fuera de otro tono. O algo que después acabaría en arrepentimiento. Supongo que no estamos echo el uno para otro, pero las personas más diferentes son las que verdaderamente se llegan a querer. Y yo te quiero. O te quería. Porque o yo saco las cosas de donde no las hay, o tu me sacas de quicio por cualquier cosa. Supongo que ya estuve un buen tiempo aquí para darte todo mi apoyo. Y nada me hubiera gustado más, que te hubieras puesto a contarme que coño te pasaba. Pero ya está. No voy a seguir siendo pesada con temas que ni me incumben. Gracias por lo bueno que me has dado, porque lo malo lo deje hace tiempo ya por ahí. Siempre tendrás aquí una gran amistad que dejaste pasar sin darte cuenta de lo que perdías en ella.

sábado, 17 de marzo de 2012

Dame un besito que me lleve al infinito(8)

Que me río sin sentido si eres tu el que dice la gracia, que por mucho que quiera concienciarme de que ni soy para ti, ni tú para mi; algo me dice que espere. Que pasará lo que tenga pasar. Sin prisa, pero con ganas. Con ganas de comerme el mundo, pero si tu estás conmigo.

lunes, 12 de marzo de 2012

Antes de lo previsto.

Hoy, acostándome quince minutos antes de la hora de siempre, pienso que puedo aprovecharlos en escribirte. Solo escucho el sigiloso tic, tac de la habitación de mis padres y el eco que dejó un perro que aullaba. Ni en el peor, ni en el mejor de los momentos de mi vida, hubiera llegado a enseñar lo que escribo, cada pequeña parte de mi interior. De mi forma de pensar. O de mi gran imaginación. Pero hoy me gusta esa sensación, la sensación de poderme expresar como mejor quiera y pueda. De sincerarme con alguien sin problemas. De tener miedo de algo que se acerca. O de avergonzarme aún al recordar mis momentos embarazosos. Y es así, como decidí en un remoto momento de mi vida ser. O quizás, tan solo una parte de lo que quería ser. Todo es fácil si no tienes metas, pero no será por metas que me haya propuesto... Hoy de cien, podría haber cumplido tres o cuatro. Supongo que soy una chica miedosa a la hora de ver que hay que arriesgarse. Y aunque el dicho diga "ojos que no ven, corazón que no siente"; hoy intento ver un poco menos.



domingo, 11 de marzo de 2012

-29 días

Tantas ilusiones para nada. Tanto contar los días para que ese día sea aún más mierda. Que te den un dote de confianza con algo que no van a cumplir. ¿Y en esto malgaste yo mi tiempo? Ya vale de ser una cría contando los días que faltan para un cumpleaños como cualquier otro. Sin nada.

sábado, 10 de marzo de 2012

Just a dream


Yo estaba pensando en ti, y pensando en mi. Pensando acerca de nosotros, ¿dónde te encontrarás? Entonces abrí mis ojos y me di cuenta... Solo fue un sueño

I like it

Me gusta que tengas frío cuando fuera hace 21ºC, me gusta que te cueste una hora y media pedir un sandwich, adoro la arruga que se te forma aquí cuando me miras como si estuviera loca, me gusta oler tu perfume en mi ropa después de pasar el día contigo y quiero que seas la última persona con la que hable antes de dormirme por las noches.

sábado, 3 de marzo de 2012

No queda más tú, no quedo más que yo

Varias notas desparramadas por mi cama, hacen que inicie esta mañana de Marzo. Eso me recuerda que me quedé hasta las tantas leyendo sus cartas. Recordando su juego de flechas hasta llegar a mi cama. Desperté con la esperanzadora impresión de que después de 7 días sin verle, hoy, sería el bueno. Dí vueltas y vueltas a la manzana de su calle sin encontrar ni el mínimo rastro de él. Pero seguiría buscando ya estuviera nevando, granizando o tronando. Nada me pararía si el resultado fuera tenerle aquí. Pero pasó media hora, tres cuartos de hora, hora y media, dos horas. Y me rendí. Me rendí porque me dí cuenta de que él no haría tal esfuerzo en mi. Porque el tiene su vida, pero la mía le pertenecía. Me la regalaba. En cambio, mis pensamientos ahora no encajaban con los de mi corazón. Decidí irme a casa tal cual había venido... Y lo único que me venía a la cabeza era la sencilla frase de "me arrepiento de todo esto".

lunes, 27 de febrero de 2012

Feelings

Ya ni la más triste película hace que me inspire algo, ni aquella simple canción con la que me reconocía tanto. Ya no es por la simple falta de afecto sino el poco sabor que deja cada obsequio. Tumbada en la cama, le doy vueltas a un por qué de algo que nunca llega. Pasan las horas y es como si se las comiera esta luna llena. Alrededor de hace dos meses podría estar aturdida, derrumbada... Por tu llamada no cumplida; pero, ¿ahora? Ni la más simple arrogancia te regalaría. Pero siento rabia. Rabia de que me echarías en cara una vez más que me enfado por tonterías aún sabiendo que la culpa no fue mía. Y es así, ni más lo siento, ni flores que marchitan con cada sacudida que da el viento. Te quiero, pero ya no por encima de cualquier pero.

sábado, 25 de febrero de 2012

No tengo motivos para odiarte

Me odio por que no quiero dejar de preocuparme por ti, por que entre que más intento decir que no me preocupa lo que te pase, más me preocupo, me odio por que no quiero dejar de pensar en ti, no quiero, odio que al pensar olvidarte, te recuerde y te ame más, odio no poder decir que lo que me dices no me provoca, quisiera pero no puedo, me odio por que no quiero correrte de mis horas, de mis minutos y de mis días, me odio por que no quiero despertar un día y no acordarme de ti. Quisiera que me odiaras, y que me dijeras que no me quieres, que soy la peor persona del mundo.Odio que te hayas llevado la mitad de mí, odio querer que vivas en mí, odio que me guste estar contigo, odio que me hayas demostrado que en el mundo hay gente buena, y que te pueden querer o apreciar por lo que eres. Odio que no puedo odiarte y lo único que puedo hacer por ti, sea quererte, demostrarte que te quiero, que te amo, que me importas, que eres lo mejor de mi vida, odio decir que eres mi otra mitad, pero sabes que si dijera lo contrario estaría mintiendo. Odio llevarte la contraria, solo para poder discutir contigo, odio buscar motivos para amarte. Pero sabes lo que más odio, ¿no? Que no tengo motivos para odiarte.
+Renunciar a él, sería como renunciar a tu felicidad.

viernes, 24 de febrero de 2012

Hate

Sé que les he dado miles de oportunidades. Que mis padres siempre son lo primero que estarán conmigo en mi futuro.Y que cuando discuto con mi madre, a la media hora, ya estoy con alguna tontería para hacerla sonreír y evitar ese pequeño distanciamiento. Pero esto me supera. Cada vez más desconfianza. Opinar de con quién tienes que juntarte o dejar de juntarte. De cómo es esa o como es aquella. De lo que le parezca aquel chico sin importar lo que te parezca a ti. Quizás busquen lo mejor. Pero yo sólo busco un pequeño dote de confianza. Al fin y al cabo son a las únicas personas que quitando el daño que me hagan les perdone con un abrazo sin venir a cuento. Pero ojalá llegue ya el día en que me vaya. Porque ni quiero seguir aquí, ni creo que ellos quieran seguir aguantándome.

martes, 14 de febrero de 2012

Del amor al odio sólo hay un paso.

Dos minutos después de acariciar su pelo, la notó suspirar. Así, como si estuviera cansada de aquella imagen, de sus besos, o de su simplicidad a la hora de tocar su rizado pelo. No había más que ver como sonreía, como esas sonrisas falsas que echas a la persona que más odio le tengas guardado. Y fue como una puñalada... Pero que montaña de profundo sentimiento estaba sacando de un suspiro. Pero fue así, ni equivocaciones, ni malos entendimientos, se fue. Quizás porque no le hablé tanto de mis aventuras tan patéticas que siempre solía contarle, o quizás no le dí uno de esos besos tan sinceros que demostraban todo un inmenso mar de palabras. Y pensar que era ella quién me escribía estas cosas... Cada momento a su lado fue el sueño más cercano que nunca había imaginado. Si ella supiera que cada minuto para mi, son 60 formas de amarla. De pensar en ella. Cada vez que sonaba el móvil, corría con la esperanza de que recibiría alguno de sus mensajes tan románticos que solía mandarme en días tan abrumadores. Sus manos heladas, que si te tocaban, te cortaba el cuerpo. O la tonta manía de no poderse estar quieta nunca. Y eran sus defectos los que me hacían verla tan perfecta. Como la princesa de un cuento de hadas. De ensueño.

jueves, 9 de febrero de 2012

Como un escalofrío por la nuca

No hay más que asomarte a la ventana. Ver esa gran luz que dejan las farolas en esta noche tan fría. Deberías estar dormida, pero él invade tu mente. Sabes que cada momento a su lado fue realmente especial y por pequeño que fuera lo que te pasara él, te apoyaría. No sabes más que sonreirle  para agradecerle por lo que te dio tu vida. Su sonrisa. Su perfecta y bonita sonrisa. Y no haces más que escuchar canciones que parece que se hicieron especialmente pensando en ti. Y te das cuenta de que te hace la vida fácil. Que ni en todos los idiomas conseguirías expresar lo que te hizo sentir. Como un escalofrío por la nuca. Sí, algo que te llega a poner los pelos de punta.

lunes, 6 de febrero de 2012

Madness

No es que le dé importancia a todo lo que me rodea. Es que si puedo decidir entre blanco y negro, lo mezclo. Es que si me dan a elegir entre lo grande y lo chico, me desvío por lo mediano. Es que si tengo que pasar un día o una noche contigo, prefiero la tarde que estoy más despierta. Es que si me das a elegir entre correr o andar, te digo que a un paso rápido. Que dicen que hay 4 comidas al día, y yo siempre acabo comiendo 8. Y ahora piensa; ¿Para qué dirán que somos todos iguales...? Si cada uno vive su vida, y alguno más loco que otro.

domingo, 5 de febrero de 2012

Que te den por culo

¿Qué más me da por donde venga el viento?


Aquella mañana vi diferente el Sol: iba andando y me acompañó a mi son, por cada paso que daba de gloria sentía más calor. Sé que notó algo diferente en mi corazón.

jueves, 2 de febrero de 2012

Números

Tan simples y tan significativos. Pueden haber muchísimos tipos de números. Pueden ser la cuenta desde que sentiste aquel cosquilleo por aquella persona que en un principio la situaste como una más. Un número favorito... No es difícil darle sentido a cada uno porque puede haber miles de motivos por los que recordarlos. A quién no le ha pasado que estando en clases de matemáticas nombraron aquel número que en algún momento os dio la vida. El día de tu cumpleaños. El día en el que se fue alguien que te complementaba. O mismo esos números que tanto odiamos porque siempre coinciden con algo malo. El número de chicos que pasaron por tu vida. La hora de aquel beso. El número de cigarros que guardaste en aquella caja. El número de mejores amigas que hoy te acompañan. Las caídas de una tarde llena de risas. El día que empieza tu verano. El día de despedirte de él por las que te quedaron. Las noches rotas en llanto que tanto callaste. Un día de médico. Una operación. El día que por fin te sacas el carnet. Cuando tienes un hijo. Cuando te casas. Cuando tu vida vuelve a rutina. Cuando tu hijo se va de casa. Cuando te das cuenta de que eres vieja. ¿Has visto? Miles de números, miles de motivos, miles de sonrisas, recuerdos con lágrimas. Y al fin y al cabo es lo único que queda... Números que en algún momento nos recordaron lo bello que es vivir.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Se tú mismo, que nada te pare

Vives imaginativa, ilusa por cada situación que te rodea. Cambias tan rápido de humor, que casi te desconoces por segundos. Tan sólo una mínima palabra dicha de una manera más fría, te hiela los sesos y no paras hasta que el grano de arena te aplasta con su tormenta. Cada día que pasa, encuentras más motivos para no entender este mundo. ¿Tantas dudas? ¿Tantos secretos? Quita esa careta que te fuerza a sonreír tanto, que ya te duele hasta tu aliento. Esfuerzo. No tienes más que hacer que eso. Demuestra que sin ti el mundo se encuentra más vacío. Llora y que te dé igual enseñar tu lado más dulce. Cáete. pero deja que te levanten. O cumple en un principio lo que te prometiste a ti mismo. Porque no todos los sueños se quedan en pensamientos que nos invaden una noche intranquila. Vive y sé feliz, porque es lo único que querrás recordar en otra vida.